viernes, 7 de marzo de 2008

extranjera

Vuelvo
con ojos de extranjera

Y tu verdor me hace de silencios

No entiendo tus diluvios,
esos que hacen explotar
los mares subterráneos

Se me ha olvidado todo
Qué decirte
cuando tu cielo se tiñe de incendios
o
cuando me rodea
tu monte
tan salvaje
todavía

No puedo creer
tanta generosidad
Y tanta espina

Tanta naturaleza desparramada

Te toco y huelo
con asombro

Nací de vos
Pero ya soy extranjera

2 comentarios:

viajera dijo...

increíble texto
la generosidad y la espina
muy -muy- bueno

noche dijo...

gracias por escribir, viajera